HC19

 

hc1 HC2 HC3 HC4 HC5 HC6 HC7 HC8 HC9 HC10 HC11 HC12 HC13 HC14 HC15 HC16 HC17 HC18 HC19 HC20 HC21 HC22 HC23 HC24 HC25 HC26 HC27 HC28 HC29 HC30 HC31 HC32 HC33 HC34 HC35 HC36 HC38 HC39 HC40 HC41 HC42 HC43 HC44 HC45 HC46 HC47 HC48

 

Hogares Calasanz

Una educación alternativa con los niños de la calle

Provincia Escolapia de México

No. 19 Año 4

marzo-abril de 2004

 

                                                                            www.calasanz.org.mx 

                                                                            informacion@calasanz.org.mx

 

Celebramos el día del niño al iniciar el cuarto año de nuestra revista y con esto agradecemos a todos nuestros amigos que han aportado alguna vez una foto, un reflexión o una experiencia.

También agradecemos a todos los que se toman un tiempo para leer lo que aquí les compartimos. Es el modo de sentirnos acompañados en nuestra labor.

Muchas gracias a los que imprimen la revista y la colocan en la cartelera de sus escuelas, templos o comunidades.  Gracias a ustedes, los hogares son cada vez más conocidos y más apoyados.

Los niños que viven en los Hogares Calasanz nos recuerdan con el esfuerzo que hacen cada día que no estamos solos en la vida, que es posible vivir sin miedo, que podemos mejorar cada día, que debemos compartir lo que tenemos.

Celebremos su día con un compromiso entero, no viéndolos como recipientes de caridad, sino con admiración y respeto por su gran valor.

Recordemos y celebremos a ese niño

de hogares que todos llevamos dentro.

¡Feliz día del niño!

Hogares Calasanz

 

 

Desde México...

                                                                                                                25 de abril de 2004

Queridos/as:

 

Dentro de unos días celebraremos, una vez más, el día del niño. Siempre me ha parecido bien que se le dedique un día al año al niño. Pero esto puede ser una cortina de humo. Una trampa.

Cuando entre dos cosas o una persona y una cosa, o entre dos personas hay humo, ese humo impide que se vean con claridad o que de plano no se vean si la cortina de humo es muy espesa.

En las películas habrán visto como los soldados arrojan granadas de humo para que el enemigo no los pueda ver. Crear cortinas de humo es más frecuente de lo que parece. Y esas “cortinas” que nos impiden ver no siempre son de humo real. Estamos acostumbrados a ver como los políticos empiezan a hablar y discutir de cosas que parecen muy importantes y lo que pretenden es que no veamos y pensemos en lo que ellos piensan que no debemos saber. Cuando hacen esto decimos que “tienden una cortina de humo”.

La celebración del día del niño muchas veces no es otra cosa que una espesa cortina de humo. Todo el mundo está dispuesto a celebrar ese día y en escuelas y asociaciones se organizan eventos para decirles a los niños y niñas que son muy amados y hacerles felices un ratito con un juguete y unos dulces. Y las personas mayores se quedan muy tranquilas porque ya “cumplieron” y demostraron a los pequeños que sí se preocupan por ellos.

Pero la realidad que no se quiere ver es que hay muchísimos niños faltos de todo: amor, educación, familia unida, alimentos, medicinas, tiempo para jugar... La celebración del día del niño es una buena cortina de humo para no verlo. Ojos que no ven, corazón que no siente.

En Hogares sí queremos ver esta triste realidad de tantos niños y niñas, y como que lo vemos nuestro corazón “siente”; y nos esforzamos por atenderles no un día al año, sino las 24 horas de los 365 días del año.  Esto que hacemos todo los días por los niños y niñas, por ser ya algo rutinario, puede que a alguno/a le pase desapercibido; que crea que en hogares no se hace nada por ellos. Y esto es una mentira.

¿Qué es más importante, celebrar el día del niño y el resto del año olvidarnos de ellos, o acordarnos de ellos todos los días aunque el día del niño no organicemos ninguna “fiesta” por falta de recursos económicos?

En Hogares nos esforzaremos para atenderles todos los días y celebrarles el día del niño, pero no caeremos en la trampa de tender una cortina de humo entre ustedes y los mayores.

¡TODOS LOS DÍAS SON EL DÍA DEL NIÑO Y DE LA NIÑA!

Les quiero mucho. Un abrazo a todos/as.

                                                                                        P. Josep Margalef Isern, Sch. P.

 

 

Desde África...

 

Bertrand es un escolapio de Camerún que siempre lee y comenta nuestra revista. En esta ocasión se presenta y nos comparte alguna experiencia en la que podemos ver por qué se ha interesa siempre en la vida de los Hogares Calasanz.

 

Queridos amigos:

  


 

Me sorprendí mucho y me puse muy feliz cuando el padre Francisco me dijo que yo podría escribirles en su revista, aunque he de decir que no es fácil hablar de mí mismo.

Antes que todo quisiera decir que soy camerunés.

Camerún, mi país, está situado en el África central.

Yo tengo 27 años, estudio el segundo año de Teología en la Universidad Católica de África Central, situada en Yaundé.

Vengo de una familia de 10 hijos y soy el antepenúltimo.

Todos mis hermanos y hermanas viven.

Mi papá era maestro, ya se jubiló; y mi mamá trabaja en casa. Algunos de mis hermanos y hermanas tienen un trabajo. Los otros todavía están estudiando en diferentes escuelas.

Yo pertenezco a la zona de habla francesa de Camerún.

Nací en uno de los hospitales de mi región llamada Ndoungué.

Y crecí en un pequeño pueblito llamado Manjo, donde viven hasta ahora mis padres.

Hice parte de mis estudios bajo la vigilancia de mis padres.

A la mitad de mis estudios de la secundaria me fui a una pequeña ciudad llamada Bafoussan, donde trabajaba uno de mis hermanos y yo vivía ahí, con él y su esposa.

Después fui a Bamenda, en la zona de habla inglesa del país. Ahí seguí estudiando francés y presenté el examen de acceso para la Universidad.

Acerca de mi vocación.

Antes que todo quiero hablar desde mi infancia, pues desde entonces yo pensaba ser un sacerdote. Tenía más o menos 11 años.

El primer paso que di fue hacerme acólito.

Entonces yo les hablé de esto a mis papás y su reacción fue decirme que primero debía estudiar y después pensar en otras cosas.

Crecí con esta idea y en aquel año que viví en Bamenda le pedí a un padre escolapio la oportunidad de ingresar con ellos.

Su nombre es Fernando Negro, el hermano del superior provincial de Aragón (España).

Al final del año fui admitido para iniciar mi formación sacerdotal.

Este es mi sexto año ahí. Y sigo muy feliz y contento.

Por otra parte, estando en la Orden, con la ayuda del P. Fernando, descubrí una casa hogar.

Yo le pregunté si podía tener ahí alguna experiencia.

Obtuve el permiso.

Esto fue un enriquecimiento para mí  tanto que pedí ir dos veces más.

Estando en aquella casa hogar he descubierto seres humanos de verdad: necesitados en muchos aspectos, en el amor, en justicia, en pan, en dignidad, en aceptación social…

Además, puedo decirles que hice una profunda experiencia de nuestra condición humana que pienso y creo, que no es ajena nuestra raza, país, tribu, continente…

Estando en la casa hogar comprendí que los niños viviendo ahí no quieren que los extraños les tengan lástima sino que los amen y los acepten como son.

Son muchas cosas más las que podríamos reflexionar juntos sobre esto y espero que se pueda próximamente.

Acerca de nuestra vida en el Juniorato, somos 33 en comunidad.

Los junioress que viven en esta casa vienen de 5 países  diferentes:

Camerún (hermanos de habla francesa y los de habla inglesa), Guinea Ecuatorial, Gabón, Senegal y Costa de Marfil.

Los padres formadores son tres españoles.

Durante la semana vamos a la escuela y el fin de semana tenemos apostolados en nuestra parroquia. También ayudamos en la parroquia de las universidades e instituciones estatales. Ahí es donde trabajo yo. Y otros hermanos ayudan en las parroquias de habla inglesa del pueblo.

Esta es una breve presentación de mi país, de mi historia personal, de mi vida religiosa y un poco de las experiencias que tuve en algunas casas hogar.

Queridos amigos, finalmente quiero saludarlos y dejarlos conocer que tienen amigos en este lado del mundo trabajando con ustedes y amando con ustedes.

Además, quiero decirles que nunca se desesperen en su vida, ya que  su futuro está siempre hacia arriba, nunca detrás. Cada uno de ustedes tiene una historia.

Algunas veces ésta es triste ya que la gente o los acontecimientos la condicionan para ser así. Pero ahora, olviden el pasado y todo aquello que les puso en dificultades y, en la medida de lo posible, amen a aquellos que les rodean, traten de construir una fuerte amistad con las personas que vienen a ustedes.

El amor es más fuerte que el odio; también es más fuerte que la muerte.

Tanto como sea posible, traten de amar primero y amar a todos.

Necesariamente ustedes serán  triunfadores si se deciden a cambiar su vida y a perdonar.

Miren a Jesús, denle sus manos y caminen a su lado.

Él siempre esta ahí donde nosotros lo necesitamos.

Recuérdenme, que estaré muy cerca de ustedes.

Y si ustedes quieren preguntarme o comentarme algo  les responderé pronto.

Su amigo Bertrand Frostig, Sch. P.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

AVISO:

El 29 de mayo tendremos la peregrinación de los escolapios de México a la Basílica de Ntra. Sra. de Guadalupe. Después tendremos nuestra convivencia de todos los hogares.

 

Noticias

Veracruz

Felicitamos por su cumpleaños a Horacio, Irán David, Jorge y Hugo. Y le deseamos lo mejor a Ángel que se ha reincorporado con su familia.

Los mayores han formado un equipo de fucho que se llama Atlético Calasanz en un torneo de la Universidad Cristóbal Colón.

Para los festejos del día del niño hubo paseos, un concierto y una visita al teatro. Tuvimos el apoyo de personas de TAMSA, del Colón y algunos amigos más.

Hemos logrado terminar los trámites de cuatro actas de nacimiento los niños.

Durante las vacaciones algunos visitaron a sus familias y otros se dedicaron a trabajar.

Puebla

El martes 20 de abril se reunió el patronato para presentar al coordinador un proyecto de sistematización de actividades necesarias para un mejor funcionamiento de estos hogares.

Los niños están estrenando salones para estudio muy bien equipados con nuevos escritorios, pizarrón, luz, cajones, etc.

Se agradece a todas las personas que ayudaron en la preparación de las celebraciones del día del niño.

Durante la Semana Santa estuvimos en Huehuetlán festejando, conviviendo y nadando día y noche.

Los fines de semana tenemos la visita del tío Tello del D.F. que viene a acompañarnos, a ayudarnos y hacernos magias.

Tlalpan

Con tristeza, pero también con esperanza, nos despedimos de  nuestro tío el P. José Almirall. Lo vamos a recordar siempre. Y él va a ayudarnos mucho desde el cielo.

El 30 de abril celebramos el cumpleaños de Javier. Muchas felicidades.

También hubo una celebración familiar con motivo del día del niño. Aprovechamos la presencia de un voluntario del Tecnológico de Monterrey para contratarlo como payaso.

En la Semana Santa Marcelo se fue de misiones con su grupo de adolescentes de la parroquia a una comunidad indígena nahuatl.

Un grupo de exalumnas del tío Reyes ofrecieron hacer algún servicio para el hogar. Se pusieron a pintar la entrada de la casa y les quedó muy bien.

 

Para mayores informes con relación a HOGARES CALASANZ favor de contactar informacion@calasanz.org.mx

Principal | Calasanz | Chinchachoma | La calle | e-Revista | Comentarios | Ver comentarios