HC29

 

hc1 HC2 HC3 HC4 HC5 HC6 HC7 HC8 HC9 HC10 HC11 HC12 HC13 HC14 HC15 HC16 HC17 HC18 HC19 HC20 HC21 HC22 HC23 HC24 HC25 HC26 HC27 HC28 HC29 HC30 HC31 HC32 HC33 HC34 HC35 HC36 HC38 HC39 HC40 HC41 HC42 HC43 HC44 HC45 HC46 HC47 HC48

Cuadro de texto: Hogares Calasanz
Educación alternativa con los niños de la calle
Provincia Escolapia de México
No. 29 Año 5
noviembre-diciembre de 2005
 www.calasanz.org.mx                      informacion@calasanz.org.mx
 

 

El apoyo constante permite el crecimiento de los proyectos. De otra forma los Hogares Calasanz no podrían subsistir, ni haber sido creados..

Gracias a muchas personas de buena voluntad fue posible iniciar esta obra que por muchos años ha dado una respuesta eficaz ante la gran necesidad social de atender a los niños que quedan en el abandono.

         Quisiéramos hacer ahora una mención especial al grupo de oración de Huexotitla (Puebla) cuya aportación constante ha significado mucho para la vida de nuestros hogares. Sin ustedes difícilmente podríamos atender a los niños como lo hacemos ahora.

 Muchas gracias.

             Hogares Calasanz

 

 

 

 

 

 

  Los hogares de Puebla nos comparten

Lo siguiente es una pequeña muestra de la presentación que los hogares de Puebla nos compartieron el segundo día de diciembre del año que está por terminar.

 

 Algunos datos para situarnos:

100 millones de niños en el mundo viven o trabajan en la calle, de los cuales, 40 millones son de América Latina.

De éstos, 75% tienen vínculo familiar, y 25% viven plenamente abandonados.

La mayoría de ellos se concentran en las grandes ciudades (UNICEF, Informe 2003)

En México, de 40 millones de pobres, 11 millones en extrema pobreza.

459 mil niños entre 12 y 14 años, trabajan.

2,300,000 entre 6 y 14 años NO asisten a la escuela (INEGI 2004)

Niños en la calle (D.F.) 15,000 aproximadamente (UNICEF 2004).

Hogares Calasanz  pretende ser una respuesta a esta problemática social.

 

Identidad:

Hogares Calasanz se ha constituido desde sus inicios como una obra educativa que tiene por principios fundacionales formativos, los mismos de las Escuelas Pías, adaptándolos a la realidad de los niños y jóvenes en situación de calle, y también como prevención para aquellos que estén en riesgo de caer en tal situación.

Misión:

En Hogares Calasanz, nos sentimos hoy enviados por Cristo y la Iglesia a EVANGELIZAR EDUCANDO, desde la primera infancia a los niños y jóvenes, preferentemente pobres, mediante la integración de fe y cultura – “Piedad y Letras”- en aquellos ambientes y lugares a donde nos guía el carisma, para servir a la Iglesia y transformar la sociedad según los valores evangélicos de justicia, solidaridad y paz.

Visión:

Queremos llegar a consolidar nuestra metodología formativa y nuestra experiencia de acompañamiento, para fortalecernos interna y externamente, hasta constituirnos y distinguirnos como alternativa educativa entre la realidad de los niños de la calle, para atender a más niños y ofrecerles una formación de calidad.

Objetivo:

Rescatar de la marginación y vicios al niño que vive en la calle, ofreciéndole nuestro amor y acompañamiento, un ambiente digno y adecuado, así como los demás medios a nuestro alcance, para que con su esfuerzo personal, supere sus limitaciones físicas y psíquicas, sienta y viva que es hijo de Dios, adquiera una nueva visión del hombre y de la sociedad, que le permita integrarse paulatinamente a ella, no sólo como un miembro honrado y útil, sino también como un ser solidario y factor de cambios en la misma, principalmente, en el aspecto familiar.

 

Desde entonces...                                           

-         Chinchachoma ha heredado esta manera de ser escolapio a sus hermanos.

-         Han proliferado Hogares Calasanz en México (Puebla, Veracruz, D.F.) y América Latina (Costa Rica, Colombia, Chile, Brasil y Argentina).

-         Chincha fundó también los Hogares Providencia en el D.F.

-         En conjunto se han sistematizado y fundamentado el quehacer educativo de Hogares.

-         Sólo en Hogares Calasanz de México (Puebla, Veracruz, D.F.) se han atendido alrededor de mil niños.

“Chinchachoma”ha pasado a la historia como el que ha hecho una buena traducción actual del carisma de San José de Calasanz.

 

Algunos elementos característicos:

1.      La casa como un concepto de HOGAR. Este ambiente familiar, de máximo 12 niños o adolescentes, creemos que es lo más adecuado para su desarrollo.

2.      La figura del educador como un “tío”, familiar cercano que brinda cariño al niño abandonado y maltratado, por lo tanto, no es un profesor asalariado y menos un custodio; es una persona que estima, corrige, aconseja...

Oficina de Hogares en Puebla:

Desde hace poco más de siete años, gracias a la generosidad de un grupo de matrimonios Amigos de Hogares Calasanz,   se cuenta con una oficina, la cual funge como centro de administración de recursos (materiales, humanos y financieros). Gracias a esta instancia, se realiza la proyección de hogares.

 

Los hogares según el proceso de formación:

Hogar 1: 12 niños de 7 a 10 años

Hogar 2: 9 niños y adolescentes de 11 a 14 años

Hogar 3: 9 jóvenes de 15 a 18 años

 

Un día normal para un niño (Hogar 1):

ü      6 AM – se levantan, desayunan, arreglan sus recámaras.

ü      8 AM – salen todos a la Escuela.

ü      2 PM – regresan de la escuela y hacen sus respectivos aseos, pues se dividen las tareas del hogar.

ü      3 PM – comen todos juntos.

ü      3.30 – 4 PM – tiempo libre para ver TV

ü      4 – 6 PM – realizan sus tareas con asesoría especializada

ü      6 – 7 PM – hacen deporte (fútbol).

ü      8 PM – cenan todos juntos

ü      9 PM – arreglan sus uniformes para  el día siguiente y todos a dormir.

¿Cómo nos mantenemos?

Nunca han faltado personas e instituciones que colaboran generosamente en efectivo y en especie, para subvencionar los hogares... muchos aquí presentes

Eventos de difusión y recaudación de fondos:

“Sonrisas sin hambre”, “Regala una sonrisa”, colecta navideña, rifas, bazares, etc.

¿Cómo puedes ayudarnos?

ü      Donativos en especie:

Despensa, ropa, zapatos, juguetes, productos de limpieza.

ü      Donativos en efectivo:

Mensuales, semestrales o anuales.

ü      Donativos en servicio:

Atención médica especializada, corte de cabello, etc.

ü      Servicio Social:

Proyectos específicos enfocados a mejorar la infraestructura, y los procesos que se llevan a cabo en Hogares Calasanz.

ü      Voluntariado:

Apoyo en actividades recreativas y formativas con los niños.

 

Valoración de la obra en este momento

Fortalezas:

         Hogares Calasanz, con más de treinta años de fundada, es reconocida como una institución en beneficio de la niñez y la infancia callejera.

         Cuenta con una importante red de apoyos.

         Los avances en la profesionalización del personal garantizan un trabajo cada vez más eficaz.

Debilidades:

         La insuficiente eficacia de las estrategias de comunicación al interior y al exterior constituyen una debilidad.

Oportunidades:

         El proceso de fortalecimiento institucional es una oportunidad de consolidar el trabajo.

         El sistema de seguimiento computarizado permite ofrecer una atención personalizada y adaptada a cada niño y joven.

Amenazas:

Un sector de organizaciones más competido y más organizado implica menos facilidad para obtener recursos.

Prospectiva

Una propuesta educativa:

         La nota que marca la diferencia en el futuro de los hogares es el contar con una propuesta educativa construida con fidelidad a la historia, adaptada a las necesidades actuales, y asumida por toda la institución.

         En ello la capacitación y el profesionalismo del personal juega un papel fundamental.

¡¡¡GRACIAS  por pensar en nosotros para ayudar con el corazón !!!

Cuadro de texto: Un agradecimiento especial a la Universidad Cirstóbal Colón por haber permitido a Enoc la realización de una actividad de recaudación de fondos para las necesidades básicas de los Hogares de Veracruz.
 
  

 

  

 


 

                                                                                 

 

 

Apreciados tíos/as*:

 Al empezar este nuevo año les recuerdo que son educadores. Quieran o no, muchos de nuestros residentes les van a tomar como “modelos” e incluso alguno se propondrá firmemente “ser como el tío”.

Eso es una gran responsabilidad. ¿Qué imagen doy de mi mismo a los chavos/as? ¿Soy consecuente en mi vida diaria con lo que les inculco a los residentes? ¿Tengo claro qué clase de hombres o mujeres quiero que sean? ¿Soy, realmente, alguien a quien puedan tratar de imitar?

Reflexionen sobre esta anécdota:

PAPÁ, QUIERO SER COMO TÚ

Mi hijo nació hace pocos días, llegó a este mundo de una manera normal... Pero yo tenía que viajar, ¡tenía tantos compromisos!

Mi hijo aprendió a comer cuando menos lo esperaba, comenzó a hablar cuando yo no estaba. ¡Cómo crece mi hijo rápido! ¡Pero cómo pasa el tiempo!

Mi hijo a medida que crecía me decía: ¡Papá, algún día seré como tú!. ¿Cuándo regresas a casa, papá?

No lo sé, hijo, pero cuando regrese, jugaremos juntos; ya lo verás.

Mi hijo cumplió diez años hace pocos días y me dijo: ¡Gracias por la pelota, papá! ¿Quieres jugar conmigo?

- Hoy no, hijo; tengo mucho que hacer.

- Está bien, papá, otro día será.

Se fue sonriendo, y siempre en sus labios las palabras: "Yo quiero ser como tú!"

Mi hijo regresó de la universidad el otro día, todo un hombre.

- Hijo, estoy orgulloso de ti, siéntate y hablemos un poco.

- Hoy no, papá, tengo compromisos, por favor préstame el carro para visitar algunos amigos.

Ya me jubilé y mi hijo vive en otro lugar. Hoy lo llamé: ¡Hola hijo, quiero verte!

- Me encantaría, padre, pero es que no tengo tiempo; tu sabes, mi trabajo, los niños, ¡Pero gracias por llamar, fue increíble oír tu voz!

Al colgar el teléfono me di cuenta que mi hijo... era como yo.  M.F.

 

¡Ah! No olviden Tíos/as que para ser un buen modelo deben de disponer de todo el tiempo del mundo para convivir, platicar Y ESCUCHAR los muchachos/as de los Hogares.

Un afectuoso abrazo a todos/as ustedes.

                                                                                                    P. Josep Margalef Isern, Sch. P

* Los tíos son los educadores en los hogares.

 

 

 

 

 

 

                                            Fotos de la posada de los hogares de Tlalpan

       

Queridos/as:

Estamos iniciando un nuevo año y yo quisiera realmente que fuera para una VIDA NUEVA en los Hogares. Debemos   de esforzarnos para que en cada uno de los Hogares exista una real y auténtica unidad. Vivir juntos en la      misma casa no significa que ya estén unidos. Vivir en unidad implica que todos jalen parejo, que estén dispuestos a      ayudarse y a perdonarse, a alegrarse con la felicidad de los demás y a llorar con ellos en sus penas.

La unidad es la fuerza de Hogares. La unidad es lo que les mantendrá ilusionados por vivir, la unidad les hará fuertes ante los pedos personales y las circunstancias oscuras de la vida, la unidad evitará que caminen hacia atrás como  los cangrejos.

Les invito a comentar en su Junta de Hogar, esta bella narración, y una vez la hayan platicado que se comprometan a vivir unidos durante todo el año 2006 que hoy iniciamos.

Después de algunas semanas, el líder de aquel grupo decidió visitarlo.

Era una noche muy fría.

Un hombre, que regularmente asistía a las reuniones de un determinado grupo, sin ningún aviso dejó de participar en sus actividades.

El líder encontró al hombre en casa, solo, sentado delante de la chimenea, donde ardía un fuego brillante y acogedor.

Adivinando la razón de la visita, el hombre dio la bienvenida al líder, lo condujo a una silla grande cerca de la chimenea y se quedó quieto, esperando.

Se hizo un grave silencio. Los dos hombres sólo contemplaban la danza de las llamas en torno de los troncos de leña que ardían.

Al cabo de algunos minutos, el líder examinó las brasas que se formaron y cuidadosamente seleccionó una de ellas, la más incandescente de todas, empujándola hacia un lado.

Volvió entonces a sentarse, permaneciendo silencioso e inmóvil.

El anfitrión prestaba atención a todo, fascinado y quieto.

Al poco rato, la llama de la brasa solitaria disminuyó, hasta que sólo hubo un brillo momentáneo y su fuego se apagó de una vez.

En poco tiempo, lo que antes era una fiesta de calor y luz, ahora no pasaba de ser un negro, frío y muerto pedazo de carbón recubierto de una espesa capa de ceniza grisácea.

Ninguna palabra había sido dicha desde el protocolar saludo inicial entre los dos amigos.

El líder, antes de prepararse para salir, manipuló nuevamente el carbón frío e inútil, colocándolo de nuevo en el medio del fuego.

Casi inmediatamente se volvió a encender, alimentado por la luz y el calor de los carbones ardientes en torno de él.

Cuando el líder alcanzó la puerta para partir, su anfitrión le dijo:

Gracias por su visita y por el bellísimo sermón. Regresaré al grupo. ¡Que Dios te bendiga!

(Texto de autor desconocido; traducción de Rosi Piat).

Mis hijos/as, recuerden que son parte de la llama de su hogar y que lejos del grupo, aunque vivan en la misma casa, pierden todo su brillo; y que todos y cada uno son responsables por mantener encendida la llama del Hogar y por promover la unión entre todos; sólo así el fuego será realmente fuerte, eficaz y duradero.

      Les quiero a todos/as. Un abrazote de AÑO NUEVO.

P. Josep Margalef Isern, Sch. P.

Para mayores informes con relación a HOGARES CALASANZ favor de contactar informacion@calasanz.org.mx

Principal | Calasanz | Chinchachoma | La calle | e-Revista | Comentarios | Ver comentarios