HC40

 

hc1 HC2 HC3 HC4 HC5 HC6 HC7 HC8 HC9 HC10 HC11 HC12 HC13 HC14 HC15 HC16 HC17 HC18 HC19 HC20 HC21 HC22 HC23 HC24 HC25 HC26 HC27 HC28 HC29 HC30 HC31 HC32 HC33 HC34 HC35 HC36 HC38 HC39 HC40 HC41 HC42 HC43 HC44 HC45 HC46 HC47 HC48

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La etapa final del proceso formativo que ofrecen los Hogares Calasanz es algo muy importante, delicado y satisfactorio.

Es importante porque es ahí donde se resume todo el proceso, porque es el momento crucial en el que se abre la última oportunidad para dejar bien arraigados los valores que orientarán la vida de los que pronto saldrán de la casa.

Es delicado porque es una edad en la que se toman decisiones importantes, porque hay muchas influencias externas que, si no se toman con precaución, podrían estropear todo de la noche a la mañana.

Es satisfactorio porque es el momento de recoger los frutos del esfuerzo de los años anteriores. Y a veces recogemos frutos que nos sabemos quién los sembró.

            Hoy les ofrecemos experiencias, inquietudes y propósitos de los adolescentes que viven en la casa “de los grandes” de los Hogares Calasanz de Puebla. Esa casa, por cierto, fue un regalo de personas de gran generosidad que Dios no dejará de bendecir.

Foto: Eduardo, de los hogares de Puebla, interpreta a san José de Calasanz
con sus compañeros del Pereyra en la jornada de animación vocacional de la Escuela Calasanz.

El Hogar de “los grandes”

 Eduardo Moreno de Jesús

Tu edad: 17 Años

¿A qué te dedicas? Estoy en 2º año de preparatoria en el Pereyra. Estudio ahí desde 5º año de primaria.

¿Qué te gusta de tu colegio?: Las dinámicas que no ponen, los eventos que hacen en las fechas importantes y las clases porque las hacen interesantes.

Lo que te gusta hacer: Jugar futbol y escuchar música. Le voy al América y de música me gusta el Reggetón.

Lo que más te gusta de los Hogares Calasanz: Somos una familia, esto es lo más importante. Me siento bien cómo nos llevamos entre todos, que aquí siempre conoces chavos nuevos y que todos somos diferentes en algo pero nos llevamos bien. Lo que más me gusta es que convivimos. Yo me llevo bien con Alejandro García.

Vivo aquí desde los once años.

Planes para el futuro: Me gustaría estudiar ingeniería civil. Me gustan las construcciones y las matemáticas. En verano trabajé en una herrería y me iba todos los días con un ingeniero que me llevaba a las obras para enseñarme su trabajo. De ahí me empezó a gustar. Quisiera formar una familia, salir adelante con mi carrera y darles lo mejor así como me lo han dado a mí aquí.

 Rodolfo Ramírez Hernández

Tu edad: 16 años.

¿A qué te dedicas? Los fines de semana estoy ayudando en una taquería como mesero y estudio la secundaria en el Instituto Salvador Allende.

Me gusta la Geografía y la Historia.

Tus pasatiempos: Me gusta dibujar, ver la tele, coleccionar cosas, leer y escribir.

Tu vida en los hogares: En junio cumplí dos años aquí. Me gusta la convivencia entre nosotros, el apoyo que nos dan las tías, el cariño del padre. La tía Angélica me a ha apoyado mucho. Es regañona pero siempre nos apoya en lo que sea y nos anima a dar resultados de lo que nos toca hacer.

 Alejandro García Reyes

Tu edad: 17 años.

Tu vida en los hogares: Llegué hace diez años. Me gusta todo: la educación que nos dan, la forma en que nos cuidan desde niños y todo lo que nos ofrecen.

¿A qué te dedicas? Estudio el segundo año de prepa. Me gusta ir a la escuela porque mis cuates son buena onda. También las maestras son buena onda pero está difícil Historia.

Planes para el futuro: Pienso en mi carrera. Quiero estudiar para diseñador gráfico. Me gusta mucho dibujar, inventar cosas, hacer logotipos, imágenes, propagandas, páginas web, etc.

Pasatiempos: Me gusta mucho la computación, juego futbol, me gustan los video juegos, ver películas, andar con mis cuates, contarles mis cosas.

 Antonio Castillo Maldonado

Edad: 16 años.

¿A qué te dedicas? A la escuela, estudio la secundaria.

Me gusta que enseñan bien, pero los compañeros son muy fresas. Sí me llevo con algunos pero no todos porque muchos son bien fresas.

Tu vida en los hogares: Hace seis años que viví. Me gusta convivir con los otros chavos, me llevo bien con Rodolfo, con la tía Angélica y con la tía Conchita.

Planes para el futuro: Quiero ser arquitecto. Me llama la atención dibujar y hacer construcciones.

Pasatiempos: Me gusta jugar futbol, le voy al Toluca.

 Rosario Chalelo Hernández

Edad: 19 años.

¿A qué te dedicas? Horita trabajo en estructuras metálicas con un ingeniero. Me gusta este trabajo y voy estudiar ingeniería civil en la universidad. Es interesante cómo se hacen las calles pero las matemáticas están bien difíciles.

Me gustaría pasar un día por una calle y decir “ésta yo  la hice”.

Estamos trabajando en una fábrica porque le estamos emparejando el estacionamiento.

Ya estoy aprendiendo a manejar la maquinaria. Algunas máquinas son difíciles. Horita usamos el rodillo que sirve para dejar firme el lugar donde se hace el bacheo.

Tus pasatiempos: Me gusta jugar futbol.

Tu vida en el hogar: Aquí llevo cinco años y me gusta la hermandad que hay entre nosotros. A veces sí nos peleamos pero es más la amistad que los problemas.

Pedro Torres Muñoz

Edad: 15 años.

¿A qué te dedicas? Voy en tercero de secundaria. Me ha gustado que son buenos los profesores, sobre todo de Historia y de Química. Las materias difíciles son Inglés y Matemáticas.

Tus pasatiempos: Me gusta jugar futbol y le voy al Chivas.

Tu vida en el hogar: Tengo cuatro años aquí. Las tías y el padre son buena onda, me gusta cómo nos educan, nos dedican su tiempo y nos tratan bien. El padre es muy buena onda y nos ayuda a todos.

Tu futuro: Yo quiero ser arquitecto. Me gustaría construir algo, imaginarlo primero y después hacerlo. Se me van a hacer difíciles las matemáticas pero voy a hacer el esfuerzo para lograrlo.

 Diego Reyes Bravo

Edad: 18 años.

¿A qué te dedicas? Trabajo.

Tu vida en los hogares: Yo ya no vivo aquí. Salí hace un año después de vivir diez años aquí. Aquí aprendí el trabajo de la herrería y a ser responsable. En la secundaria estuve en el taller de estructuras, desde ahí me llamó la atención todo esto, pero ya sabía casi todo lo que me enseñaron ahí.

Casi todos los días vengo a la casa y me llevo bien con los chavos. Sigo conviviendo con los cuates, jugamos ajedrez.  Y también a veces visito a los más chicos.

Siempre me gustó la convivencia con los chavos.

Tus pasatiempos: Jugar futbol cuando tengo tiempo. Le voy al Toluca.

 Tía Angélica López Romero

Ésta es mi segunda etapa en hogares: tres años con seis meses.

         Anteriormente estuve diez años como voluntaria.

Me ausenté por ocho años. En ese tiempo trabajé con niñas de la calle como coordinadora en una institución que se llama Ayuda y Solidaridad, en Jilotepec, Estado de México. Definitivamente es más fácil trabajar con niños que con niñas. Con ellas es más tranquilo, son más dóciles. Aprendí que hay que entender los procesos y las diferencias que debemos respetar. 

También trabajé con niños abandonados con discapacidad intelectual. Ahí es difícil la integración social. Hay que trabajar procesos básicos con ellos y con la sociedad para que los respete y los acepte. Hay que hacer valer los derechos que tienen.  Los procesos, las edades, las vivencias son muy semejantes pero aquí es difícil la integración a las actividades laborales. 

Definitivamente, estoy convencida de que Hogares Calasanz es muy diferente. La parte que más me gusta es la visión de familia. Realmente es un lugar con calor de hogar que marca la diferencia. Es una estructura distinta, mucho más humana. 

Tu aportación a los hogares

Aporto mi vida misma.

Me  gusta que los chicos me sientan como parte del hogar. Esto es lo más importante que doy: comparto mi vida con ellos. 

Satisfacciones que recibes

Recibo muchas satisfacciones al ver como van caminando, creciendo, madurando, integrándose. Veo que alguno regresa y me dice que yo no era tan mala y que tenía razón al corregirlo.  

La vida cotidiana del hogar

En la vida cotidiana del hogar siempre hay retos. Es importante aprender la diferencia que hay entre cada uno de ellos. A veces me encuadro en un mismo esquema, intento tratarlos a todos por igual, pero me doy cuenta que debo ver a cada uno como es.

En un día cotidiano se levantan, se bañan y se van a la escuela. Yo me dedico a visitar escuelas, me llamen o no. Lunes y viernes voy a la oficina para todo lo que les haga falta. Llegan a comer. Hacen tareas de cuatro a seis de la tarde. Después salen a hacer deporte. Regresan, cenan, escuchan música, ven tele y a las diez se van a descansar.

Los sábados tenemos la experiencia del aprendizaje laboral. Con lo que les pagan tienen la mitad para sus transportes y la otra mitad para lo que quieran comprarse. Al llegar tienen horario libre para divertirse y descansar.

El domingo hacen el aseo de su cuarto, salen a jugar por la mañana, comemos todos juntos, pasean, nos vemos en la misa de siete, regresamos a cenar a las ocho y nos vamos a descansar. 

Algunas experiencias significativas

En esta etapa: el caso de Miguel. Fue una anécdota difícil en la que aprendí a poner todo de mi parte y dejar las cosas en las manos de Dios.

De la etapa anterior, aunque los celebramos recientemente, la boda de Enoc. Ha sido de las cosas más maravillosas que he podido ver. Un chavo que llegó al hogar, haber visto todo su proceso y ver cómo se cierra un ciclo para celebrar el inicio su nueva vida. 

Algunas palabras a los escolapios que inician su formación

Conozco poco sobre esto pero he leído algunos libros sobre San José de Calasanz. Me ha movido mucho el corazón el libro de Calasanz camina con los laicos (De Miguel Ángel Asiain). Un escolapio se puede formar en cuestiones de lo que Calasanz quería para los suyos. Les invitaría a que leyeran ese libro y que vieran ahí la identidad de los que trabajan en esta obra. 

A los colaboradores de hogares

Que sigan siendo generosos. Es necesario que alguien comparta para los hogares pero también es importante que puedan convivir con los chicos, vivir la experiencia de tratar a los chavos, no como alguien que ha sufrido sino como alguien que puede dar mucho y tiene oportunidades para crecer.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para mayores informes con relación a HOGARES CALASANZ favor de contactar informacion@calasanz.org.mx

Principal | Calasanz | Chinchachoma | La calle | e-Revista | Comentarios | Ver comentarios